País: Chile
Fecha: 2015-12-09
Medio: La Tercera
Sección: Negocios
Página (s): 32
Centimetraje: 34.0 x 25.0 cms

Sanitarias invirtieron $ 72 mil millones para afrontar demanda de agua en verano

Catorce empresas sanitarias habrán invertido este año $ 62.057 millones en infraestructura de agua potable y obras de seguridad.

Se estima que esas compañías acumularían un gasto de $ 10.810 millones en compra y transporte de agua para enfrentar la sequía.

Informe estima que en Chile hay 11 localidades que requieren reforzar el suministro de agua potable con abastecimiento alternativo.

Nicolle Peña L.

Preparadas para abastecer la mayor demanda de agua en verano afirman estar las sanitarias. Según un informe de la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Sanitarios (Andess), las empresas que abastecen a cerca del 93% de los clientes de zonas urbanas -4,65 millones de hogares- han invertido este año unos $ 72.867 millones para fortalecer sus sistemas de producción y distribución.

El estudio tomó como referencia información remitida por las compañías a la Superintendencia de Servicios Sanitarios y revisó la situación hídrica de 333 localidades del país. Del total catastrado, $ 62.057 millones corresponden a inversión en infraestructura de agua potable u obras de seguridad, y $ 10.810 millones a compra y transporte de agua para afrontar la sequía.

Gran parte del gasto se concentró en el norte del país, con $ 51.232 millones, distribuidos entre Antofagasta, Atacama, Coquimbo y Valparaíso.

“Estas cifras muestran que las empresas han respondido al desafío, tanto con una fuerte inversión en infraestructura de agua potable para fortalecer sus sistemas y para dar una solución de largo plazo a una falta de agua que es estructural en el norte del país, como con compra de agua para responder con inmediatez a la sequía en las regiones IV, V y Metropolitana”, comentó Guillermo Pickering, presidente de Andess Chile.

Del grupo de empresas que formaron parte de la muestra, las firmas con mayor inversión en producción y suministro de agua potable fueron Aguas Antofagasta y Aguas Chañar, con $ 22.730 millones y $ 12.000 millones, respectivamente.

En general, entre las principales inversiones y medidas adoptadas por las sanitarias está la habilitación y construcción de sondajes (pozos), compra y arriendo de derechos de agua, obras de seguridad, compra de agua cruda y mejoramiento y construcción de nuevas plantas de producción. También, el refuerzo de abastecimiento con camiones aljibes (el agua se inyecta a la red de distribución, no se entrega directamente a las personas) y nuevas interconexiones.

Según datos de la Superintendencia de Servicios Sanitarios, las empresas del sector han comprometido en sus planes de desarrollo, para el período 2016-2020, inversiones por más de US$ 650 millones, de los cuales cerca del 70% corresponde a inversión en infraestructura relacionada con producción y distribución de agua potable.

Escasez hídrica

Más allá de los planes de la industria, el estudio también señala que a nivel nacional existen 11 localidades donde la situación de las fuentes de agua requiere que sus sistemas de distribución se refuercen con abastecimiento alternativo, específicamente con cargas de agua potable en los estanques conectados a las redes de distribución de las empresas.

Andess estima que cerca de 14.996 hogares requieren reforzamiento de servicio, lo que equivale a 0,3% de los clientes estudiados y se ubica por debajo del 0,7%, correspondiente a más de 31.000 hogares, detectados en esa condición el año pasado.

“Lo anterior puede explicarse por un mejoramiento de la situación hídrica nacional producto de las mayores lluvias y sus efectos sobre los embalses y acuíferos, las inversiones efectuadas por las compañías que han incorporado nuevas fuentes de agua al sistema, mejoras en aspectos operacionales y campañas comunicacionales para el consumo responsable de la población”, comentó Guillermo Pickering.

Añadió que, considerando el calentamiento global y el cambio climático, es necesario que “en conjunto con las autoridades y la sociedad civil, se definan soluciones sustentables de largo plazo para zonas críticas que requieren incorporar nuevas fuentes de agua, para asegurar a la población la disponibilidad en calidad y cantidad suficiente para el desarrollo de su vida así como campañas comunicacionales que sensibilicen a los diversos actores sobre el uso responsable del recurso.

Recuadro :
51.232 millones de pesos fue el gasto que concentró el norte del país, distribuidos entre Antofagasta, Atacama, Coquimbo y Valparaíso.

14.996 hogares del país requieren que se refuercen, con abastecimiento alternativo, las necesidades de agua potable, según estudio de Andess.

Volver a Noticias

Andess © 2022 - Av. Apoquindo N°3039, piso 16 Las Condes - Santiago, Chile. Teléfono: +56 232514780 |

DESARROLLO ecreativa