Agua y coronavirus: lo que debes saber

Las abuelitas tenían razón: para estar sano, hay que lavarse las manos después de ir al baño, antes de comer y cada vez que uno vuelve de la calle. En estos días en que abundan noticias falsas y rumores sobre el coronavirus, vale la pena recordar que la primera barrera de defensa contra las enfermedades contagiosas y las infecciones es el lavado de manos.

Es la principal recomendación de la Organización Mundial de la Salud y del Ministerio de Salud de nuestro país: lavarse las manos con agua potable y jabón, junto con evitar las aglomeraciones y mantener la ventilación de los ambientes.

¿Por qué es tan importante el lavado de manos? Las manos tocan muchas superficies y pueden recoger virus, que luego pueden entrar al cuerpo por los ojos, la nariz o la boca. Lavarse las manos con agua y jabón elimina los virus que pueda haber en las manos.

¿Cómo funciona? Un virus es un agente infeccioso microscópico acelular que solo puede multiplicarse dentro de las células de otros organismos. En el caso particular del coronavirus, está envuelto en una membrana lipídica (una capa de grasa) que se disuelve con el jabón. Por lo tanto, el lavado de manos con agua y jabón lo destruye, de ahí que es tan importante hacerlo.

En Chile, donde la cobertura de agua potable y alcantarillado en zonas urbanas llega prácticamente al 100%, el lavado de manos es una medida efectiva y sencilla de adoptar.

Seguridad del agua potable

El agua potable que proveen las empresas de servicios sanitarios urbanos es clave en los planes de prevención de enfermedades y las compañías estarán atentas a las instrucciones emanadas de las autoridades sobre coronavirus. Como han demostrado en otras emergencias, tienen planes de contingencia que les permiten mantener su capacidad de operar en todo momento.

La producción y distribución de agua potable en las ciudades se realiza bajo estrictos controles de calidad, con análisis de laboratorio constantes para asegurar su calidad y seguridad.

Recomendaciones

Las siguientes recomendaciones contribuyen a prevenir la transmisión de virus y mantenerse saludable:

  • Lávese las manos con frecuencia, con agua potable y jabón, por al menos 20 segundos.

  • Evite tocarse los ojos, la boca o las manos con las manos sin lavar.

  • Si tose o estornuda, cúbrase la boca con pañuelos desechables. Evite toser o estornudar directamente sobre sus manos.

  • Mantenga una distancia de al menos un metro de personas que tosen o estornudan.

  • Limpie periódicamente las superficies de alto contacto como pantallas de teléfono, teclados, pasamanos, manillas de puertas, etc.

  • Siga atentamente la información de las autoridades a través de los canales oficiales.

© 2020 Andess - Av. Apoquindo N°3039, piso 16 Las Condes - Santiago, Chile. Teléfono: +56 232514780 |

DESARROLLO ECREATIVA