Aguas del Valle asegura la calidad del agua en este escenario de emergencia

Existen todavía muchas dudas sobre los alcances del Covid-19, de a poco muchos de estos cuestionamientos se han ido respondiendo de acuerdo al avance de la enfermedad. Por esto es interesante saber cómo se comporta este virus en uno de los servicios indispensables para la población como es el de agua potable. ¿Son suficientes los procesos de filtración y desinfección del agua para la eliminación e inactivación del coronavirus?.

Según los expertos, el virus no es una amenaza importante en relación al tratamiento del agua. Estudios en países como España e Italia confirman esta situación indicando que el agua de consumo humano tratada por las entidades gestoras del suministro con una correcta desinfección a base de cloro, o derivados del cloro, y el mantenimiento de un desinfectante residual en el sistema de distribución es salubre y puede ocuparse para sus usos habituales durante esta pandemia.

Claro que señalan que es importante tener en cuenta que no existe un cuerpo extenso de literatura sobre la efectividad de los procesos de tratamiento de agua y aguas residuales para coronavirus.

En la región de Coquimbo desde la empresa Aguas del Valle realizan un llamado a la población a estar tranquilos de los procesos que utilizan y que la calidad del suministro está garantizada, hay que recordar que el virus es sensible a oxidantes, por lo que se inactiva con los procesos de cloración y desinfección habituales en su etapa de potabilización, y por lo tanto es segura.

Reiteran que además de asegurar la calidad del vital elemento, en este escenario de emergencia sanitaria tienen otras dos prioridades que son el resguardar a su personal y mantener la continuidad del servicio. Estamos conscientes del valor del agua para enfrentar la pandemia y estamos desplegando todos nuestros esfuerzos para garantizar que las personas tengan el agua que necesitan.

Al respecto, Andrés Nazer, gerente regional de Aguas del Valle, indica que ‘nuestros trabajadores siguen estrictos protocolos de seguridad, pues debemos garantizar que el agua que distribuimos cumpla con la norma. Ante esta emergencia sanitaria sumamos nuevas medidas para proteger a nuestro personal: definimos turnos especiales y distribuimos elementos de protección personal.

Agrega que desde mediados de marzo el personal administrativo está en teletrabajo para lo que les han proporcionado todas las herramientas necesarias para que puedan seguir desempeñando sus funciones.

Otra gran preocupación de la población es sobre las plantas de tratamiento de aguas que reciben aguas residuales de hospitales, residencias sanitarias que tratan a pacientes con coronavirus o zonas residenciales afectadas por un brote, pueden tener concentraciones elevadas del virus en el afluente de aguas residuales, pero se considera que el tratamiento adecuado de las aguas sería suficiente para eliminar o inactivar el coronavirus y evitar su liberación al medio ambiente y reducir el impacto de la contaminación en las aguas superficiales cercanas.

Desde la empresa sanitaria regional afirman que las aguas servidas no tratadas transportan muchos virus y bacterias, por eso quienes desempeñan funciones ligadas a ellas cuentan en todo momento con los elementos de protección personal, como buzos, antiparras, guantes, mascarillas y otros de forma de resguardar su salud en forma permanente.

Nazer sostiene que ‘nuestras cuadrillas trabajan en turnos las 24 horas del día. Hay equipos en el área de producción, es decir que trabajan en plantas para producir el agua potable y otros encargados de redes, vigilantes a atender alguna rotura de matriz o rebases en la red de alcantarillado. Además muy importante, durante todo este periodo de emergencia por la pandemia del coronavirus, hemos continuado leyendo los consumos presencialmente, casi en un 100%’.

CONSUMO DE AGUA RESIDENCIAL EN TIEMPOS DE PANDEMIA

El gerente de Aguas del Valle, Andrés Nazer, señala que el consumo de agua residencial se ha mantenido estable.

‘Aunque la gente pasa más tiempo en las casas el volumen de agua ha disminuido un promedio de -3,97% en relación al consumo de marzo a julio del año pasado. Aquí es importante hacer la diferencia con el servicio eléctrico: las personas no se duchan más veces y no lavan más ropa. El lavado de manos utiliza menos de 1 litro de agua. Nuestro llamado siempre es hacer un consumo eficiente, porque seguimos en sequía. El lavado de manos no es opcional, pero sí lo son el riego de veredas o lavado de autos’.

En este contexto, sabiendo que el vital elemento es esencial para mantener la salubridad de la población es que han procurado disminuir los cortes programados, siguiendo sólo con aquellos que son urgentes, avisando con anticipación y programándolos durante la noche para acotar su efecto.

En cuanto al rol social que están realizando como empresa ante el escenario económico en que muchos trabajadores han quedado sin su fuente laboral, Nazer sostiene que desde marzo suspendieron todos los cortes por mora, repusieron el servicio a clientes que mantenían el suministro cortado por deuda y ofrecieron un plan de ayuda que da facilidades de pago a quienes no pueden pagar, programa al que ya han adherido más de mil familias.

‘Hemos ido ampliando a los beneficiarios de este plan, incluyendo al 60% de clientes más vulnerables de la región, adultos mayores, cesantes, pymes. Queremos ayudar a todos quienes tengan dificultades por eso habilitamos una plataforma especial en nuestra página web para que las personas que lo necesiten puedan adherirse a este beneficio. Queremos garantizar que nadie se quede sin agua durante esta pandemia’ indica Andrés Nazer.

Volver a Noticias

Andess © 2022 - Av. Apoquindo N°3039, piso 16 Las Condes - Santiago, Chile. Teléfono: +56 232514780 |

DESARROLLO ecreativa