Aguas del Valle vuelve a ingresar a evaluación ambiental proyecto de planta desaladora

Empresa: Aguas del Valle
Medio: La Región de Coquimbo
Fecha: 7 de julio de 2022

Luego de haber sido ingresado en mayo y no haber sido admitido a tramitación, este martes Aguas del Valle volvió a presentar el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto de la planta desaladora, que con una inversión de 181 millones de dólares busca ser una alternativa en el abastecimiento de agua potable a la conurbación La Serena-Coquimbo y también para otras comunidades de la región.
Tras varios años de estudios, el pasado 10 de mayo la empresa sanitaria Aguas del Valle había ingresado el esperado proyecto de la planta de desaladora, que tiene contemplada una inversión de 181 millones de dólares y que se ubicará en el sector del Panul, al Servicio de Evaluación Ambiental, pero debido a que no presentaba los contenidos mínimos en relación con identificar todas aquellas políticas y planes evaluados estratégicamente que sean atingentes, así como tampoco presentó el análisis respecto a la compatibilidad del proyecto con el uso del territorio y los objetivos ambientales de tales políticas y planes, no había sido admitido a trámite.

Lo anterior se debía a que el titular no había presentado la relación del proyecto con el Plan Regulador Intercomunal de la Provincia del Elqui vigente actualmente. Además, el titular no presentó los contenidos técnicos y formales que acrediten el cumplimiento de los requisitos de otorgamiento de los respectivos pronunciamientos ambientales sectoriales, en donde Aguas del Valle no había presentado los contenidos técnicos y formales asociados a la calificación de instalaciones industriales y de bodegaje.

Nuevo ingreso y en calidad de urgente

Cerca de un mes y medio después de no haber sido admitido, Aguas del Valle volvió a ingresar el proyecto de la desaladora y, al igual que en la primera oportunidad, con carácter de urgente, ya que según se desprende del EIA «la zona central de Chile vive una de las sequías más intensas de las que se tenga registro en la historia del país. Se observan déficit sostenidos por más de 13 años en el agua caída, nieve acumulada y aumento de temperaturas».

Además, la sanitaria sostiene que este evento climático global y que marca a la región de Coquimbo, provoca una importante reducción de la disponibilidad hídrica en la zona. Ello, junto con el aumento de la demanda de agua de diversos sectores productivos, ha tornado cada vez más deficitaria la disponibilidad de agua para consumo humano, elevando el riesgo de racionamiento para el área urbana. «Esta situación requiere ejecutar en el más breve plazo obras que permitan evitar que se afecte la continuidad del servicio de agua potable y que den seguridad al suministro en el largo plazo, haciéndose cargo de la incertidumbre de la oferta hídrica».

Instrumentos de planificación territorial

Una de las objeciones que tuvo fue la no consideración de instrumentos de planificación territorial, algo que ahora Aguas del Valle incorpora en el Estudio de Impacto Ambiental, entre ellos el Plan Regional de Ordenamiento Territorial de la Región de Coquimbo, el Plan Regulador Intercomunal Provincia del Elqui (PRI) y su actualización, además de la actualización del Plan Regulador Comunal de Coquimbo y la Zonificación del Borde Costero.

50 años de vida útil e inicio de operaciones el 2026

Según se desprende del Estudio de Impacto Ambiental (EIA), el proyecto tiene una vida útil de 50 años y contará con una capacidad de producción de 1.200 litros por segundo de agua potable, y abarcará una superficie aproximada de 25 hectáreas, en las cuales se emplazarán cada una de las obras temporales y permanentes.

El proceso de producción de agua desalada inicia con la captación de agua de mar a través de una torre de captación submarina, impulsándola desde la sentina ubicada en el sector El Panul hacia una planta desaladora ubicada a aproximadamente 1,6 km de distancia, al este de la captación.

El agua desalada será remineralizada, potabilizada y bombeada a través de un sistema de impulsión ubicado al interior de las instalaciones de la planta. El agua producida será transportada mediante una tubería de 600 litros por segundo que conectará la planta con sistemas de distribución existentes en Coquimbo, en el sector de La Herradura, ubicados a 5 kilómetros de distancia aproximadamente.

Andess © 2022 - Av. Apoquindo N°3039, piso 16 Las Condes - Santiago, Chile. Teléfono: +56 232514780 |

DESARROLLO ecreativa