País: Chile
Fecha: 09-08-2019
Medio: El Mercurio

“Darle más facultades a la superintendencia, sin ningún contrapeso, va contra los tiempos”

Jessica López, presidenta ejecutiva de la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Sanitarios (Andess): “Darle más facultades a la superintendencia, sin ningún contrapeso, va contra los tiempos”

Sobre la rentabilidad mínima de 7% de las empresas sanitarias y su posible reducción, espera que ‘se afecte lo menos posible’. Agrega que si se rebaja esa tasa, no sea retroactiva para inversiones en marcha.

A siete meses de haber asumido la presidencia ejecutiva de la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Sanitarios (Andess), Jessica López enfrenta uno de los momentos más complicados para el rubro que representa. Ello, tras el escándalo por el corte de agua durante 10 días en Osorno por el derrame de petróleo en una planta de Essal, que enfrenta procesos de caducidad de su concesión y de multas por $2.500 millones que inició la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS). Si bien López —exgerenta general de BancoEstado— admite la gravedad del corte de agua, le preocupa la animadversión hacia el sector, justo cuando se intensifica el debate sobre los cambios regulatorios a la industria sanitaria. La magnitud de las nuevas multas, la eventual baja en la rentabilidad mínima de 7% de las empresas y el peligro de la retroactividad de ello, además de las nuevas atribuciones de la SISS, son algunos temas que analiza en esta entrevista.

—¿Cuál es su opinión del proceso de caducidad que enfrenta Essal? 

‘Esto ha sido un episodio tremendo por el impacto; una ciudad, 200 mil personas. Lo primero es lamentar que esto haya ocurrido. Es un evento que en esta industria nunca había alcanzado esa magnitud. Sobre la caducidad, mantengo el juicio de que no procede. La legislación es precisa respecto de la reiteración. Sobre el servicio de agua potable en Osorno, nunca había habido un problema en todos estos años, entonces no hay reiteración, fue un episodio’.

 

—Pero ahora hay un ‘debido proceso’ y Essal tendrá la oportunidad de entregar sus antecedentes. 

‘No es muy ‘debido proceso’ abrir un expediente de caducidad, porque no califica. Nos preocupa mucho que se esté generando una conversación sobre caducidad básicamente por un clamor que está fuera de la legislación’.

 

—¿Cómo toma la renuncia de Guillermo Pickering a la presidencia de Aguas Andinas y la llegada de Claudio Muñoz al cargo? 

‘Guillermo Pickering es un profesional que lleva muchos años en esta industria. Solo puedo hacerme solidaria y agradecer el trabajo que él hizo en el gremio antes de que yo asumiera’. ‘Como gremio damos la bienvenida a Claudio Muñoz, ejecutivo con amplia experiencia en mercados regulados y con un compromiso con el desarrollo del país, que se ha concretado en instancias como Icare y País Digital. Desde ya lo invitamos a integrarse a nuestras distintas instancias de trabajo en Andess’.

 

—¿Cómo ve los cambios regulatorios que enfrenta el sector? 

‘Estamos disponibles para revisar el marco regulatorio. Nos preocupa este estado de ánimo, el nivel de agresividad y la dificultad para escuchar. Falta información y prejuzgar no ayuda a instalar regulaciones serias, de largo plazo’.

‘Cuando la discusión tiene que ver con un proyecto de ley sobre si la multa es chica o grande, aunque sé que son incentivos que mueven a los afectados, me falta el debate de verdad que es qué quiere Chile como servicios sanitarios de aquí a 20 años’.

—El superintendente (s) de Servicios Sanitarios indicó que ascenderían a 10 mil UTA, unos US$ 8 millones, las multas para faltas gravísimas, 10 veces más de lo actual. ¿Qué le parece? 

‘Nos parece que son excesivas. Se debe tener cuidado. Este es un sector que está compuesto por 55 firmas y existen 40 que son compañías chicas. Se pueden poner multas que pueden hacer quebrar a una empresa’.

—También habló de forzar a las empresas más cercanas a tomar concesiones caducadas. ¿Cómo lo ve? 

‘Eso es una cosa nueva, no lo había escuchado. Habría que ver cómo queda el articulado del proyecto’.

—Sobre reducir la rentabilidad mínima del 7%, ¿qué opinan? Hay posturas para que se rebaje en más de la mitad. 

‘La discusión de la rentabilidad, de la tasa de costo de capital en rigor, debe ser seria porque hay muchos componentes técnicos. Aquí no hay una rentabilidad garantizada, la única que tiene eso es la empresa modelo, que es un referente. Nunca ha estado asegurada la rentabilidad del sector en 7%, eso no existe, eso es ignorancia total’.

—¿Esperan que se mantenga esa tasa o que se afecte lo menos posible? 

‘Que se afecte lo menos posible. Sobre todo que se respete la tasa que había al momento en que las actuales inversiones se hicieron. Todas las inversiones del sector en los últimos 20 años fueron hechas con tasas de descuento que están con este esquema que se quiere cambiar hoy. Tengamos cuidado de que no sea retroactivo’.

—¿Qué le parecen los posibles cambios a las actividades no reguladas? 

‘Cuando la actividad implica uso de la infraestructura del negocio regulado, siempre es posible calcular cuánto se usa de la infraestructura, y establecer lo que corresponde a cada negocio. Cuando nos referimos a productos, como por ejemplo el biogás o las aguas servidas tratadas, tenemos que estudiar cuál es el precio más apropiado. Por ejemplo, para las aguas servidas tratadas, nos parece que el precio justo es el del agua cruda, y ahí la misma superintendencia le pone precio al agua cruda’.

—¿Les sorprendió la fiscalización extraordinaria de la SISS que encontró nueve empresas con riesgo de contaminación de agua similar a Essal? 

‘No es tan así. Son empresas que no corrían riesgo de quedarse sin agua. Esta industria no podría tener los estándares mundiales de calidad, continuidad y cobertura de servicio, si tuviéramos malos estándares en nuestras plantas’.

 

—¿Cómo se prepara para ir al Congreso a defender los puntos en discusión? 

‘Queremos que nos inviten e ir a la Comisión de Obras Públicas. Nuestra labor es que nos escuchen, conozcan nuestro puntos de vista, que podamos decir que esto de darle más facultades a la Superintendencia o al superintendente, sin ningún contrapeso, nos parece que va contra los tiempos’.

‘No están los tiempos para las autoridades unipersonales, con las facultades de normar, fiscalizar y sancionar. ¿Y se le quiere dar más facultades? No. Los mercados regulados ya no funcionan así. Las recomendaciones de la OCDE y lo que es gestión de mercados regulados hablan de organismos de fiscalización colegiados. Que haya un panel de expertos, que no solo una persona tenga la responsabilidad de resolver todo, porque no es bueno para ella. Si es designado por el Gobierno se puede dudar de su independencia’.

—¿Hacen un mea culpa como gremio y qué proponen para mejorar al sector? 

‘Más que mea culpa, siempre hay espacios para mejoras. Por eso, en el último directorio acordamos la creación de un comité con el objeto de abordar de mejor forma las contingencias. Necesitamos que nuestro trabajo con la autoridades, con la Onemi, se pruebe, hacer simulacros. Hay mucho espacio por mejorar y trabajar en protocolos’.

Volver a Noticias

Andess © 2022 - Av. Apoquindo N°3039, piso 16 Las Condes - Santiago, Chile. Teléfono: +56 232514780 |

DESARROLLO ecreativa