Estudio plantea desafíos para la provisión de agua potable y saneamiento en sectores rurales

El estudio, realizado por un equipo de especialistas de la Universidad de Chile por iniciativa de la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Sanitarios, Andess, da cuenta de las exigencias que plantea el Proyecto de Ley impulsado por el gobierno que busca regular los Servicios Sanitarios Rurales.

Los resultados fueron entregados en el seminario «Desafíos en los Servicios Sanitarios Rurales» en el que participaron autoridades de gobierno, autoridades de la Universidad de Chile, representantes de la Federación Nacional de Agua Potable Rural (FENAPRU), representantes de la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Sanitarios (ANDESS), académicos y profesionales vinculados a la temática.

El objetivo del estudio denominado “Estado del Arte y Desafíos en los Servicios Sanitarios Rurales”, desarrollado por iniciativa de ANDESS, es facilitar el proceso de transición y adaptación por la que deben pasar las organizaciones de Agua Potable Rural para dar cumplimiento a los requerimientos del Proyecto de Ley que regula los Servicios Sanitarios Rurales (Boletín Nº6252-09).

La futura legislación implica “más desafíos, porque impone la obligación del saneamiento en la futura Subdirección de APR del Ministerio de Obras Públicas”, señaló Reinaldo Fuentealba, director nacional de Obras Hidráulicas del MOP. Fuentealba recordó que hoy existen casi 1.700 organizaciones de APR que proveen de agua potable a casi 1,7 millones de chilenos, gracias a un programa estatal iniciado en 1964.

“Andess impulsó este estudio por el interés de sus asociados en contribuir a determinar los factores que permitan implementar con éxito la nueva regulación para los servicios sanitarios rurales. Esto va en la línea que seguimos hace tiempo de resaltar la necesidad de proteger la prioridad del consumo humano”, comentó Víctor Galilea, presidente ejecutivo de ANDESS.Creemos que hay que asumir como desafío país extender a los dos millones de chilenos que viven en zonas rurales el acceso a agua potable y saneamiento en las mismas condiciones de las que hoy disfrutan los habitantes urbanos, y como empresas sanitarias apoyamos este objetivo y nos ponemos a disposición de las autoridades para avanzar en esta dirección”, añadió.

El académico Dr. Rodrigo Fuster del Departamento de Ciencias Ambientales y Recursos Naturales Renovables, de la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile, dio a conocer las principales conclusiones del estudio, que describe la situación actual de las Asociaciones de Agua Potable  Rural (APR), en cuatro aspectos: gobernanza; finanzas y contabilidad; infraestructura y medioambiente; y factores críticos y riesgos ante la nueva ley.

Tenemos un sistema de acceso agua potable en el mundo rural que tiene historia, un sistema comunitario que está arraigado en el país, que partió hace 50 años y que tiene una lógica de comunidad para un beneficio común. Es un modelo que funciona. Hay tres desafíos uno es el mejoramiento de la infraestructura; el segundo dice relación con el  acompañamiento en la capacitación; y el tercero es el factor cultural de asumir las necesidades de protección al medio ambiente y en estos desafíos como Universidad tenemos que estar presentes”, señaló el Dr. Rodrigo Fuster, director del estudio.

Una visión similar tiene Gloria Alvarado, Presidenta de la Federación Nacional de Agua Potable Rural. “La asociatividad aporta al progreso y a las comunidades rurales, es un modelo que ha demostrado estos últimos 50 años que es sostenible. La nueva ley va a permitir ordenar la casa y mejorar la gestión. Uno de los desafíos importantes es una mayor asesoría técnica por ejemplo para implementar el saneamiento, así como se requieren incorporar nuevas materias a las capacitaciones”, dijo Alvarado.

En cuanto al estado de la infraestructura del sistema existente de agua potable, el estudio plantea la necesidad de mejoramiento. Hay componentes que deben ser reemplazados y/o contar con un plan de mantención, para lo cual se requiere un proceso continuo de inversión.

Debemos comprender que un inicio por normativa del Banco Internacional del Desarrollo (BID), se exigía 45 viviendas por kilómetro, eso se fue cumpliendo, hasta que esas densidades fueron bajando a 15 viviendas y fuimos bajando cada vez más. Ya no se trata de costo beneficio sino de costo eficiencia, es decir al mínimo costo para poder abastecer estas localidades menos concentradas. Antes el Estado iba a ofrecer agua potable, hoy la gente demanda agua potable y nos faltan recursos para responder a toda la demanda”, sostuvo Nicolás Gálvez, Subdirector Nacional de Agua Potable Rural de la Dirección de Obras Hidráulicas del Ministerio de Obras Públicas.

El estudio detectó una brecha entre organizaciones, con divergencias entre niveles de desarrollo, manejo de recursos, capacidad técnica, entre otros, que se explican en gran medida por las diferencias en sus tamaños. En este sentido, el Dr. Fuster enfatizó la necesidad de potenciar la capacitación para habilitar a las organizaciones en el cumplimiento de los desafíos actuales y futuros, como por ejemplo, las temáticas medioambientales que se plantean en la ley, en particular, la incorporación de tratamiento de aguas servidas. El estudio mostró que hoy no más allá de 10% de estas organizaciones están en condiciones de descontaminar las aguas servidas.

El estudio fue ejecutado por el Laboratorio de Análisis Territorial, perteneciente al Departamento de Ciencias Ambientales y Recursos Naturales Renovables, de la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile y encomendado por la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Sanitarios A.G.

En el evento participaron el Profesor Rafael Epstein, Prorrector de la Universidad de Chile; Reinaldo Fuentealba, Director Nacional de Obras Hidráulicas del Ministerio de Obras Públicas; Víctor Galilea Page, Presidente Ejecutivo Asociación Nacional de Empresas de Servicios Sanitarios A.G. (ANDESS), Gloria Alvarado Jorquera, Presidenta de la Federación Nacional de Agua Potable Rural (FENAPRU), y el Profesor Roberto Neira, Decano de la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile, quien en sus palabras de cierre destacó la labor y el rol que cumple la Universidad de Chile para el desarrollo del país.

El estudio puede ser revisado en el sitio web www.lat.uchile.cl

Víctor Galilea, presidente Andess


Rodrigo Fuster, académico UChile

Volver a Noticias

Andess © 2022 - Av. Apoquindo N°3039, piso 16 Las Condes - Santiago, Chile. Teléfono: +56 232514780 |

DESARROLLO ecreativa