País: Chile
Fecha: 2017-08-17
Medio: El Mercurio _Antofagasta
Sección: Actualidad
Página(s): 6
Centimetraje: 27×22 cms

Muro protegerá áreas críticas de desaladora en caso de tsunamis

OBRAS. Estructura de hormigón evitará que olas dañen la sala de bombas, que es la más expuesta.

José Luis Ramírez M.

Un muro de hormigón de 140 metros de longitud y 7 de alto, será el encargado de proteger áreas críticas de la Planta Desaladora Norte, ubicada en La Chimba, en caso de un tsunami.

La construcción de esta barrera comenzó en 2016 con los primeros 60 metros, y en las próximas semanas continuará con los 80 metros restantes.

Así lo confirmó la sanitaria Aguas Antofagasta, operada por el grupo colombiano EPM, que acaba de llamar a licitación la nueva etapa del proyecto, que se desarrollará entre octubre y enero.

Según informó la empresa, el muro protegerá contra tsunamis la sala de bombas de captación de agua de mar de la planta desaladora, que es la más próxima al mar y la que se encuentra a menor cota.

Diseño

Para definir las condiciones de diseño, es decir, tamaño y forma de la estructura, se realizó un análisis de riesgo de tsunami y velocidades de ola en el sector La Chimba, a través de un consultor especializado.

Los resultados del estudio fueron complementados con la carta de inundación de tsunamis elaborada por el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA).

«Con esto nuestro equipo de ingeniería definió un muro de hormigón armado de 7 metros de altura, y un espesor en su base de 70 centímetros, que va disminuyendo hasta llegar a los 30 centímetros de espesor en su coronación», comentó el administrador de Obras de Aguas Antofagasta, Víctor Gutiérrez.

La estructura cubrirá todo el perímetro de la sala de bombas, evitando que sea inundada en una emergencia.
Cotas

La planta desaladora fue construida entre 1999 y 2003 por la entonces Empresa de Servicios Sanitarios de Antofagasta (Essan), en una terraza ubicada a 19 metros sobre el nivel del mar, lo que se considera seguro en caso de un tsunami.

No obstante aquello, la sala de bombas quedó a una cota inferior (sólo 3,8 metros sobre el nivel del mar) y, por ende, se estableció la necesidad de protegerla contra los tsunamis.

«Con esta nueva obra quedarán protegidos todos los equipos y tuberías de captación de agua de mar de la Planta Desaladora Norte», explicaron desde la compañía.

Si bien el proyecto fue calificado como prioritario hace tiempo, no se podía realizar por la necesidad de mantener despejadas las vías para el tránsito de las máquinas que realizaron el montaje de equipos y tuberías de la ampliación de la desaladora en 2016.

Concluido este proyecto, que permitió aumentar del 65% al 80% la capacidad de abastecimiento de agua desalada, la empresa reactivó la construcción de la muralla.

Respecto a otro de los componentes críticos de la planta, como es el sistema de alimentación eléctrica, la compañía explicó que se encuentra en zona segura, a 19 metros sobre el nivel del mar.

Aguas Antofagasta además informó que dentro de los planes está instalar una subestación eléctrica de respaldo, la que se utilizará para realizar mantenciones o reparaciones a la subestación principal, sin necesidad de detener la producción.

Al mismo tiempo, como parte del proyecto de ampliación en curso, se construirá de un segundo ducto submarino de captación de agua de mar, el que se instalará en forma paralela al existente y se utilizará como respaldo.

La nueva subestación eléctrica estaría terminada en junio y el ducto en diciembre, ambas fechas de 2018.

La sala de bombas, marcada con el óvalo, está situada a 3,8 msnm, lo que la hace vulnerable, con el muro de 7 metros, podrá resistir inundaciones de casi 11 metros, considerando su elevación natural, lo que se considera suficiente.

Recuadro :

-Experto validó cálculos de la empresa

El geógrafo hidrólogo Jorge Van Den Boch validó los trabajos que realiza la sanitaria, asegurando que en ese sector, la inundación de un tsunami debiera oscilar entre 6 y 7 metros, con un máximo 10 metros en caso de un terremoto grado 9, del cual «no se conocen registros en el norte». En este sentido, diferenció entre las recomendaciones de seguridad civil que realiza Onemi (que fijó la zona de seguridad en 30 msnm para todas las comunas costeras del país) y las modelaciones de los expertos, que pronostican inundaciones mucho menores. El especialista explicó, sin embargo, que un tsunami siempre tiene el potencial de generar daños, y es por eso que recomienda, además de la construcción del muro, dotarse de sistemas de respaldo.

Volver a Noticias

Andess © 2022 - Av. Apoquindo N°3039, piso 16 Las Condes - Santiago, Chile. Teléfono: +56 232514780 |

DESARROLLO ecreativa