País: Chile

JESSICA LÓPEZ ABORDÓ EL CASO Y LLAMÓ A SEGUIR UN DEBIDO PROCESO

Presidenta de las sanitarias irrumpe en caso Essal: “No aplica la caducidad de la concesión”

Gremio pide no legislar en caliente porque se pueden tomar medidas inapropiadas. ‘Este modelo sanitario, que opera a través del encargo del Estado, permitió transformar a Chile’, dice.

El masivo y extenso corte de agua potable que afectó a Osorno por diez días se mantiene en la primera línea de la agenda del gobierno, como confirmó ayer el Presidente Sebastián Piñera, quien anunció ‘multas muy grandes’ para lo que calificó como ‘errores, negligencias, omisiones inexcusables’ de la sanitaria Essal. Asimismo, el mandatario confirmó que la superintendencia está trabajando para establecer la viabilidad de aplicar la mayor sanción: caducar la concesión.

Por eso este caso tiene repercusiones para toda la industria y representa el mayor desafío para la presidenta de la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Sanitarios A.G.

(Andess), Jessica López, en el cargo que asumió en diciembre. ‘Lamentamos que esto haya pasado impactando a 200 mil usuarios’, señala de entrada y advierte: ‘Nos preocupa mucho que al calor de la situación de Osorno, las declaraciones y las emociones de una indignación que es comprensible se pida el fin de la concesión; las causales de cómo opera eso están establecidas muy claramente en el reglamento, y leídas nos da la impresión de que aquí no aplica la caducidad de la concesión’.

Frente al momento actual de evaluación de esta medida por parte del gobierno, llama a que ‘haciendo el debido proceso miremos lo que dice la regulación sanitaria, ya que lo que nosotros esperamos y exigimos como industria es que los procesos de investigación y sanción se apeguen estrictamente a la legislación y los procedimientos vigentes’. Sobre las repercusiones de un eventual fin de la concesión de Essal –controlada por el grupo Suez-, enfatiza que ‘una de las cosas por las cuales este país es valorado y al cual vienen los inversionistas extranjeros es su seguridad jurídica e instituciones que nos regulan’.

– ¿Qué opina sobre el argumento de que las anteriores multas y denuncias contra Essal en otras zonas como el lago Llanquihue son precedentes que constituyen faltas reiteradas?

– La regulación es muy clara en términos de que tiene que ser un hecho reiterado sobre un mismo evento y eso no está presente. Entonces, no hay reiteración y es por eso que de acuerdo a la legislación no procede la caducidad. Nos preocupa mucho que se configure un caso con cosas que no ocurrieron. Este es un país serio.

– ¿Qué pasaría si el presidente Piñera caduca la concesión de todas maneras?

 

– Para caducar la concesión necesita el informe técnico de la superintendencia, y para que sea válido debe ceñirse a los lineamientos técnicos señalados en la ley. Analizando lo que ha pasado, en nuestra opinión no hay fundamentos para finalizar la concesión. Ahora, si este organismo dictamina que sí los hay y recomienda la caducidad, veremos qué se hace, pero tendríamos un problema de certeza jurídica.

Visión de la crisis

– El estándar de industria se puso en tela de juicio, sobre todo tras el testimonio del funcionario que da cuenta de una operación precaria de Essal, ¿cómo lo ve?.

– Lo que relata el trabajador es lo que le tocó vivir, pero está por verse con el transcurso de la investigación cuáles son los otros elementos que influyeron. Puedo decir que ese no es el estándar con el que funciona la industria sanitaria chilena, somos un sector que está top ten en el mundo y eso no lo hace una industria que no cumple con altos estándares de calificación en su operación. Esa es nuestra realidad.

– Entonces, ¿por qué se produjo la crisis en Osorno?

– Efectivamente ocurrió un hecho grave por su magnitud, pero vemos que Essal respondió apropiada y oportunamente.

Es cierto que se demoró la reposición integral del servicio, pero hubo que hacer una tarea titánica y estuvo presente permanentemente en abastecimiento alternativo para la población.

– ¿Cree adecuada la respuesta de Essal a la emergencia?

– Los cortes podrían ocurrir por múltiples razones, pero lo más importante es la agilidad y capacidad de responder, que se manejó adecuadamente con el apoyo de otras firmas, municipios, etc.

– Hay muchos cuestionamientos sobre la información entregada al gobierno, ¿qué lecciones sacan como gremio?

– Essal se puso a resolver el problema con prontitud para paliar sus impactos. En estas situaciones se tiene que lidiar con muchos intereses, porque la empresa quiere reponer rápido el servicio de forma segura y permanente, pero con la agitación hay personas que dicen cosas que esperaría no escuchar y que dan cuenta de poca mesura. Sabemos que tenemos que fortalecer ciertos elementos en términos de protocolos.

– ¿Qué repercusiones temen se produzca por este caso?

– Lo que nos preocupa es que producto de la crisis en Osorno se nos cuestione y se comience a legislar con la cabeza caliente y empecemos a tomar medidas inapropiadas con cambios regulatorios producto de la agitación del momento, que no nos conducirán a nada. Eso es lo peor que puede pasar. No hay que olvidar que este modelo sanitario opera a través del encargo del Estado a empresas privadas, que funciona estupendamente y permitió transformar a Chile.

– ¿Qué le pareció que el presidente de la CPC Alfonso Swett cuestionara a Essal?

– Me sentí sorprendida y desilusionada, ya que fue tremendamente injusto. Pienso que él no tenía todos los elementos para emitir esos juicios. Tenemos pendiente pedirle una reunión y contarle nuestro punto de vista y el contexto.

Volver a Noticias

Andess © 2022 - Av. Apoquindo N°3039, piso 16 Las Condes - Santiago, Chile. Teléfono: +56 232514780 |

DESARROLLO ecreativa