País: Chile
Fecha: 2018-06-07
Medio: La Estrella del Norte
Sección: Actualidad
Página(s):3
Centimetraje: 25×29 cm

Toallas, camisas y hasta neumáticos: lo que tapa el alcantarillado de Antofa

Aguas Antofagasta saca un volumen de 400 litros de escombros que la gente tira a las cañerías. Las tuberías se bloquean y ahí empiezan las inundaciones con aguas servidas. La empresa llama a denunciar a quienes usen mal el alcantarillado.

Por las alcantarillas de Antofagasta debería correr -se supone- lo que se va cuando uno cierra la llave del lavaplatos o tira la cadena del baño. Decimos se supone porque no es así: la gente de Aguas Antofagasta tiene que estar limpiando al menos cuatro veces al día las plantas elevadoras de agua para evitar que se tapen con las miles de porquerías que algunas personas lanzan por el alcantarillado. En las tuberías han aparecido trapos, toallas, pantalones, camisas y hasta neumáticos. En serio.

Tanto es lo que sacan de las profundidades, que la empresa llena dos tambores de 200 litros con basura, como promedio. «El sistema de alcantarillado en el mundo se diseña para aguas servidas», dice el gerente general de Aguas Antofagasta, Fredy Zuleta. «Cuando usamos el sistema equivocadamente, usamos el alcantarillado para basuras, el sistema se colapsa porque se obstruyen los espacios», explica.

El tema no es sólo con los sólidos, porque también se sabe de lanzamiento de aceites a los tubos. Al final el alcantarillado también colapsa de una forma similar a las arterias cuando se obstruyen. Esas grasas se adhieren a la tubería y van achicando el diámetro hasta que un día se tapa. Lo que pasa ahí es que cuando la bomba ya no puede elevar más agua, empieza a colapsar todo y ahí es cuando aparecen aguas servidas en la vía pública.

Tiempo atrás, explica Fredy Zuleta, en la elevadora sur aparecieron dos tornillos que se metieron a la bomba con la fuerza del caudal y la dañaron, causando una inundación. «Y la única manera de limpiar eso es vertir al mar, que no queremos, nadie quiere, nadie lo busca. Y si no vertimos, no podemos desocupar ese espacio para poder hacer la reparación».

Todo el día

Raúl Monardes, responsable de la unidad de Aguas Antofagasta a cargo de las aguas servidas, explica que en las 13 elevadoras repartidas a lo largo de toda la costa hay sectores donde incluso se tiene que limpiar siete veces al día. En una hay un operador que está permanentemente limpiando «incluso en la noche, a las tres de la mañana», dice. Según explica, existen antecedentes de terceros que tiran escombros a la mala por las tuberías.

La mecánica de limpieza es así: un operario de la empresa abre la tapa del colector y sumerge un largo rastrillo a las aguas servidas. Cuando pica algún trapo o jeans, lo retira y lo pone en un balde. Parecido a una «pesca milagrosa», pero de mugre.

«Estamos invitando a las personas a que nos ayuden a vigilar la red y denunciar cuando hay un mal uso», explica el gerente Zuleta por si algún ciudadano ve a quien sea tirando escombros a las alcantarillas. Para ello está el número 600 700 0101.

Como dato, por si usted se pregunta a dónde va a dar todo ese montón de trapos sucios que sacan de las tuberías: como no tienen un lugar con la certificación adecuada para su disposición final en la región, los residuos terminan en el relleno sanitario de El Chulo, cerca de Copiapó. Al menos, hasta que esté operando Chaqueta Blanca.

Recuadro
600 La línea 600 700 0101 está habilitada para recibir denuncias de mal uso de las tuberías.

Volver a Noticias

 

Andess © 2022 - Av. Apoquindo N°3039, piso 16 Las Condes - Santiago, Chile. Teléfono: +56 232514780 |

DESARROLLO ecreativa